La importancia del ahorro

Una buena planificación financiera incluye el Ahorro como uno de sus pilares. El ahorro es el medio para concretar tus ideas y alcanzar tus sueños.  La protección, el ahorro, el crédito, el plan de retiro y la inversión son las bases de una planificación financiera exitosa y más adelante me gustaría poder aportarte información relevante en estos temas esenciales que te asegurarán una vida tranquila, estable y sin preocupaciones.

A continuación te comparto los siguientes consejos para ayudarte a desarrollar el Hábito del Ahorro y mantenerlo:

 

Mientras más temprano, mejor.

Si todavía no has abierto tu primera cuenta de ahorro, pues toma acción y hazlo YA.  Si aún vives con tus padres aprovecha esta oportunidad para ahorrar todo lo que puedas, pero fíjate metas a mediano y largo plazo y no lo gastes al final del año. Quienes ya tienen su propia familia, enseñen a sus hijos desde pequeños sobre la importancia del ahorro y la planificación con propósito.  Sus hijos se lo agradecerán en el futuro. Más que heredarles bienes materiales, habrás sembrado permanentemente en ellos el hábito del ahorro.

 

Prepara un presupuesto mensual que incluya el ahorro y dale seguimiento.  

Llevar un presupuesto mensual (preferiblemente en un formato de 3 columnas: previsión, real y variación) te permite saber en qué inviertes tu dinero y lo más importante es que hace posible que tú decidas hacia donde van tus recursos. De esta forma puedes ver tu patrón de gasto y modificarlo si es necesario. Un presupuesto debe contener tus ingresos y gastos en detalle (ahorro, vivienda, seguros, alimentación, transporte, educación, vestimenta, compromisos financieros, impuestos, recreación, etc.). Es recomendable ahorrar como mínimo el 10% de tus ingresos.  Si puedes ahorrar más, fenomenal, pero si no puedes iniciar con el 10% no te desanimes, ahorra lo que puedas y en el camino incrementas la suma según vayas mejorando tu situación. El objetivo primordial es empezar y el primer paso es crear tu fondo de emergencias. La meta es alcanzar un monto equivalente a 3 veces tus gastos mensuales, es decir, si tus egresos en un mes ascienden a $500, entonces debes proponerte alcanzar un fondo de emergencia de $1,500.  Lo óptimo sería ahorrar 6 veces el total de tus gastos mensuales. Este fondo te servirá de apoyo en situaciones imprevistas, que ya sabes que ocurren en el momento menos esperado y atentan contra el equilibrio financiero familiar.  Una vez hayas completado tu fondo de emergencias, establécete nuevos objetivos y ahorra para ellos.  

 

Vigila tus gastos cotidianos, comúnmente llamados "gastos hormiga".

Muchas veces caemos en el error de no presupuestar los pequeños gastos del día a día: café, chicle, agua embotellada, por mencionar algunos y al subestimar estos gastos por pequeños, terminamos desequilibrando nuestra economía.  Hagamos un pequeño y sencillo ejercicio: puede ser que, sin darte cuenta, estés gastando $5 dólares diarios, los cuales al final del mes (24 días laborados) se convierten en $120.  Observa el dinero que estás gastando o simplemente dejando de ahorrar.  No te digo que elimines del todo estos gastos, solo que no los tengas a diario.  Lo importante es que seas realista al presupuestar, que evalúes tu patrón de gasto y decidas qué tan seguido hacerlo.

Tu ahorro deber ser siempre primero.

Con esto me refiero a que lo primero que tienes que presupuestar y separar de tus ingresos, es la partida destinada al ahorro (mínimo 10%), de esta manera aseguras el cumplimiento de tu meta.  Convierte el ahorro en tu prioridad. Si dejas este rubro de último para cuando te sobre el dinero, nunca lograrás ahorrar. Tu meta es siempre primero.

 

Utiliza una cuenta de ahorro para cada propósito.  

Te mencioné con anterioridad el término planificación con propósito. Pues bien, con esto me refiero a que organices tus proyectos de vida en base a tus prioridades, a lo que realmente valoras y tiene importancia para tí, y que acompañes cada sueño con una cuenta de ahorro independiente. Establece una meta monetaria para cada propósito y ve por él. En la actualidad el sistema bancario brinda distintas opciones de ahorro a la medida de tus necesidades (ahorro regular, ahorro especial, ahorro navideño, ahorro meta, etc.).  TÚ eliges cuántos sueños alcanzar.

 

Permite que la tecnología facilite tu vida

Aprovecha las ventajas que te ofrece la tecnología aplicada a la banca. Una vez tengas tu(s) cuenta(s) de ahorro, podrás realizar desde la tranquilidad y comodidad de tu hogar, los aportes planificados según la lista de prioridad que fijaste previamente. Hoy en día es posible abrir cuentas de ahorro en línea, a través del sitio web de la institución bancaria, así que ya no hay excusas por falta de tiempo.  

 

Busca ayuda y asesórate con expertos

Si crees que aún te cuesta mantener constancia en el hábito del ahorro o no te sobra el dinero para ahorrar, permite que un experto te ayude a diseñar el mejor plan para el manejo de tus finanzas personales. Una planificación financiera bien diseñada toma en cuenta la etapa del ciclo de vida en la que te encuentras y siempre encontrará la manera de ahorrar para crecer.

 

Te animas a EMPEZAR?

Contáctanos, te atenderemos con mucho gusto

Todos los derechos reservados, GRUPO R&G © 2020, sitio web desarrollado por Pixel Media